viernes, 21 de octubre de 2011

Esperanza

Desde la alegría al saber que la sinrazón asesina acaba, desde la certeza al saber que hablando todo cabe y con muertes nada cabe, desde la serenidad en la seguridad que se abre un nuevo horizonte después de dos generaciones solo me queda decir que nadie olvide que no es lo mismo ser víctima que ser verdugo y que jamás olvidemos a los que deberían haber conocido esta noticia junto a todos nosotros:

Begoña Urroz Ibarrola ● Jose Pardines Arcay ● Meliton Manzanas Gonzalez ● Fermin Monasterio Perez ● Eloy Garcia Cambra ● Jose Humberto Fouz Escobero ● Jorge Juan Garcia Carneiro ● Fernando Quiroga Veiga ● Juan Antonio Bueno Fernandez ● Luis Carrero Blanco ● Jose Luis Perez Mogena ● Gregorio Posada Zurron ● Manuel Perez Vazquez ● Martin Duran Grande ● Antonio Alonso Palacin ● Maria Jesus Arcos Tirado ● Felix Ayuso Pinel ● Francisca Baeza Alarcon ● Baldomero Barral Fernandez ● Gerardo Garcia Perez ● Francisco Gomez Vaquero ● Antonio Lobo Aguado ● Manuel Llanos Gancedo ● Luis Martinez Martin ● Mª Josefina Perez Martinez ● Concepción Perez Paino ● Mª Angeles Rey Martinez ● Jeronimo Vera Garcia ● Argimiro Garcia Estevez ● Luis Santos Hernandez ● Jose Diaz Linares ● Jose Ramon Moran Gonzalez ● Andres Segovia Peralta ● Fernando Llorente Roiz ● Domingo Sanchez Muñoz ● Mariano Roman Madroñal ● Ovidio Diaz Lopez ● Carlos de Arguimberri Elorriaga ● Francisco Exposito Camio ● Demetrio Lesmes Martin ● Esteban Maldonado Llorente ● Juan Jose Moreno Chamorro ● Jesus Pascual Martin ● German Aguirre Irausegui ● Manuel Lopez Triviño ● Antonio Echevarria Albizu ● Manuel Vergara Jimenez ● Victor Legorburu Iberreche ● Julian Galarda Ayastuy ● Emilio Guezala Aramburu ● Manuel Albizu Idiaquez ● Angel Berazadi Urbe ● Vicente Soria Blasco ● Jesus Mª Gonzalez Ituero ● Jose Luis Mantinez Martinez ● Miguel Gordo Garcia ● Antonio Frutos Sualdea ● Luis Carlos Albo De Las Llamos ● Juan Maria Araluce Villar ● Jose Maria Elecegui Diaz ● Alfredo Garcia Gonzalez ● Antonio Palomo Perez ● Luis Francisco Sanz Flores ● Constantino Gomez Barcia ● Antonio Galan Aceituno ● Manuel Orcera de la Cruz ● Javier Ybarra Berges ● Valentín Godoy Cerezo ● Antonio Hernandez Fernandez-Segura ● Angel Rivera Navarron ● Augusto Unceta Barrenechea ● Jose Diaz Fernandez ● Joaquin Imaz Martinez ● Julio Martinez Ezquerro ● Jose Manuel Baena Martin ● Manuel Lemus Noya ● Joaquin Ramos Gomez ● Miguel Raya Aguilar ● Jose Vicente del Val del Rio ● Jose Maria Panizo Acedo ● Esteban Beldarrain Madariaga ● Andres Guerra Pereda ● Alberto Negro Viguera ● Miguel Angel Iñigo Blanco ● Manuel Lopez Gonzalez ● Juan Antonio Marcos Gonzalez ● Martin Merquelan Sarriegui ● Francisco Martin Gonzalez ● Jose Maria Portell Manso ● Domingo Merino Arevalo ● Jose Javier Jauregui Bernaola ● Juan Antonio Perez Rodriguez ● Juan Manuel Sanchez-Ramos Izquierdo ● Jose Garcia Gastiain ● Alfonso Estevas-Guilmain Muñoz ● Aurelio Salgueiro Lopez ● Jose Antonio Ferreiro Gonzalez ● Lorenzo Soto Soto ● Jose Zafra Regil ● Ramiro Quintero Avila ● Francisco de Asis Liesa Morote ● Anselmo Duran Vidal ● Angel Pacheco Pata ● Jose Benito Diaz Garcia ● Elias Garcia Gonzalez ● Ramon Muiño Fernandez ● Alberto Villena Castillo ● Luis Carlos Gancedo Ron ● Luciano Mata Corral ● Andres Silverio Martin ● Epifanio Benito Vidal Vazquez ● Ignacio Olaiz Michelena ● Juan Cruz Hurtado Fernandez ● Jose Luis Legasa Ubiria ● Rafael Recaola Landa ● Mariano Criado Ramajo ● Luis Candendo Perez ● Leucio Revilla Alonso ● Jose Rodriguez De Lama ● Francisco Mateu Canoves ● Jose Benito Sanchez Sanchez ● Bejamin Sancho Legido ● Elias Elexpe Asandoa ● Eliodoro Arriaga Ciaurre ● Alejandro Hernandez Cuesta ● Manuel Leon Ortega ● Gabriel Alonso Perejil ● Angel Cruz Salcines ● Jose Maria Sarrais Llasera ● Vicente Rubio Ereño ● Juan Jimenez Gomez ● Saturnino Sota Argaiz ● Diego Fernandez-Montes Rojas ● Joaquin Maria Azaola Martinez ● Pedro Garrido Caro ● Jose Maria Arrizabalaga Arcocha ● Lisardo Sampil Belmonde ● Jose Luis Vicente Canton ● Jose Luis Vicente Canton ● Francisco Berlanga Robles ● Jose Maria Herrera Hernandez ● Cosntantino Ortin Gil ● Ciriaco Sanz Garcia ● Hortensia Gonzalez Ruiz ● Antonio Ramirez Gallardo ● Miguel Garcia Poyo ● Francisco Gomez Gomez-Jimenez ● Francisco Mota Calvo ● Jesus Ulayar Liciaga ● Esteban Saez Gomez ● Jose Fernando Artola Goicoechea ● Felix de Diego Martinez ● Jose Diez Perez ● Jose Antonio Vivo Undabarrena ● Sergio Borrajo Palacin ● Benito Arroyo Gutierrez ● Miguel Chavarri Isasi ● Jose Maria Maderal Oleaga ● Antonio Recio Claver ● Pedro Fernandez Serrano ● Adolfo Mariñas Vence ● Miguel Orenes Guillamont ● Juan Bautista Peralta Montoya ● Gines Pujante Garcia ● Dionisio Imaz Gorostiza-Goiza ● Olegario Domingo Collazo Melon ● Juan Batista Garcia ● Pedro Ruiz Rodriguez ● Juan Diaz Roman ● Jose Miguel Maestre Rodriguez ● Antonio Peña Solis ● Antonio Perez Garcia ● Jesus Abalos Gimenez ● Lorenzo Gomez Borrero ● Luis Gomez Hortiguela ● Agustin Laso Corral ● Luis Berasategui Mendizabal ● Andres Varela Rua ● Angel Baños Espada ● Hector Abraham Muñoz Espinoza ● Diego Alfaro Orihuela ● Francisco Medina Albala ● Jesus Maria Colomo Rodriguez ● Moises Cordero Lopez ● Emilio Lopez de la Peña ● Antonio Pastor Martin ● Miguel Angel Saro Perez ● Jose Manuel Amaya Perez ● Dorotea Perting ● Jose Manuel Juan Boix ● Juan Luna Azol ● Jesus Perez Palma ● Guadalupe Redondo Vian ● Dionisio Rey Amez ● Juan Jose Tauste Sanchez ● Antonio Nieves Cañuelo ● Manuel Ferreira Simois ● Antonio Lopez Carrera ● Aureliano Calvo Val ● Jose Maria Perez Rodriguez ● Modesto Carriegas Perez ● Julian Ezquerro Serrano ● Aurelio Perez-Zamora Camara ● Loenzo Gonzalez-Valles Sanchez ● Sixto Holgado Agudo ● Luis Maria Uriarte Alzaa ● Pedro Goiri Rovira ● Alfonso Manuel Vilariño Doce ● Carlos Sanz Biurrun ● Antonio Mesa Portillo ● Manuel Fuentes Fontan ● Fernando Espinola Rodriguez ● Antonio Ales Martinez ● Angel Garcia Perez ● Pedro Sanchez Marfil ● Juan Cruz Montoya Ortueta ● Jesus Garcia Garcia ● Sebastian Arroyo Gonzalez ● Jesus Velasco Zuazola ● Francisco Moya Jimenez ● Jose Miguel Palacios Domiguez ● Alfredo Ramos Vazquez ● Luis Dominguez Jimenez ● Juan Manuel Roman Moreno ● Alfredo Diez Marcos ● Jose Gomez Martiñan ● Jose Gomez Trillo ● Antonio Marin Gamero ● Jose Martinez Perez Castillo ● Victorino Villamor Gonzalez ● Angel Astuy Rodriguez ● Miguel Rodriguez Fuentes ● Ignacio Arocena Arbelaiz ● Eugenio Saracibar Gonzalez De Durana ● Jose Luis Ramirez Villar ● Jose Artero Quiles ● Damaso Sanchez Soto ● Enrique Aresti Urien ● Jose Piris Caballo ● Eugenio Lazaro Valle ● Luis Martos Garcia ● Jose Torralba Lopez ● Rufino Muñoa Alcalde ● Jose Oyalga Marañon ● Jesus Vadaurre Ollita ● Jose Espinosa Viscarret ● Jose Antonio Moreno Nuñez ● Ramon Baglieto Martinez ● Jesus Holgado Sabio ● Jose Manuel Rodriguez Fontana ● Dionisio Villadangos Calvo ● Ceferino Peña Zubia ● Francisco Puig Mestre ● Francisco Ruiz Fernandez ● Tomas Sulibarria Goitia ● Angel Postigo Mejias ● Jose Pablo Garcia Lorenzo ● Julio Santiago Exposito Pascual ● Luis Maria Hergueta Guinea ● Joaquin Becerra Calvente ● Antonio Gomez Ramos ● Aurelio Navio Navio ● Ramon Ledo Taboada ● Francisco Lopez Bescos ● Mario Gonzalez Blasco ● Jesus Maria Echeveste Toledo ● Antonio Fernandez Guzman ● Basilio Altuna Fernandez Arroyobe ● Jose Maria Urquizu Goyoaga ● Antonio Garcia Argente ● Mariano Gonzalez Huergo ● Miguel Hernandez Espigares ● Alfonso Martinez Bella ● Ramon Coto Abad ● Jose Ignacio Ustaran Ramirez ● Benito Morales Fabian ● Sergio Canal Canal ● Jesus Hernando Ortega ● Jose Antonio Merenciano Ruiz ● Avelino Palma Brioa ● Angel Prado Mella ● Jose Luis Vazquez Platas ● Carlos Garcia Fernandez ● Lorenzo Motos Rodriguez ● Jaime Arrese Arizmendirrieta ● Felipe Extremiana Unanue ● Juan Manuel Garcia Cordero ● Juan de Dios Doval Mateo ● Jose Maria Perez De Orueta ● Julio Cesar Castrillejo Perez ● Modesto Garcia Lorenzo ● Miguel Lasa Arrubarrena ● Arturo Lopez Hernandez ● Angel Retamar Nogales ● Jose Alberto Lisalde Ramos ● Sotero Mazo Figueras ● Miguel Zunzunegui Arratibel ● Vicente Zorita Alonso ● Juan Garcia Leon ● Aurelio Prieto Prieto ● Carlos Fernandez Valcarcel ● Miguel Garcia Baraibar ● Joaquin Martinez Simon ● Miguel Angel San Martin Fernandez ● Jose Javier Moreno Castro ● Antonio Diaz Garcia ● Jose Luis Oliva Hernandez ● Leopoldo Garcia Martin ● Jose Maria Ryan Estrada ● Jose Luis de Raymundo Moya ● Ramon Romero Rotaeche ● Jose Luis Prieto Gracia ● Juan Costas Otamendi ● Vicente Sanchez Vicente ● Francisco Frances Garzon ● Luis Cadarso San Juan ● Oswaldo Jose Rodriguez Fernandez ● Antonio Noguera Garcia ● Manuel Rodriguez Taboada ● Guillermo Tevar Saco ● Jose Olaya de la Flor ● Manuel Sanchez Borrallo ● Esteban Alvarez Merayo ● Maria Jose Garcia Sanchez ● Luis Parra Urbaneja ● Ignacio Ibarguchi Erostarbe ● Juan Manuel Martinez Castaños ● Pedro Martinez Castaños ● Magin Fernandez Ferrero ● Luis Miranda Blanco ● Ovidio Ferreira Martin ● Joaquin Gorjon Gonzalez ● Felix Galindez Llano ● Santiago Gonzalez de Paz ● Manuel Hernandez Seisdedos ● Benigno Garcia Diaz ● Benjamin Fernandez Fernandez ● Jose Fragoso Martin ● Modesto Martin Sanchez ● Cristina Monica Illarramendi Ricci ● Agustin Martinez Perez ● Alfonso Maside Bouzo ● Ramiro Carasa Perez ● Vicente Garcia Lopez ● Pablo Fernandez Rico ● Angel Pascual Mugica ● Antonio Huegun Aguirre ● Luis Manuel Allende Porrua ● Daniel Enriquez Garcia ● Rafael Vega Gil ● Jose Luis Fernandez Pernas ● Jose Aybar Yañez ● Juan Antonio Garcia Gonzalez ● Alberto Lopez-Jaureguizar Poncela ● Miguel Garrido Romero ● Vicente Gomez Duarte ● Antonio Cedillo Toscano ● Alfonso Lopez Fernandez ● Jesus Ordoñez Perez ● Juan Seronero Sacristan ● Emilio Fernandez Arias ● Jose Giemenez Mayoral ● Gregorio Hernandez Corchete ● Cesar Uceda Vera ● Domingo Garcia Gonzalez ● Francisco Gonzalez Ruiz ● Victor Lago Roman ● Carlos Manuel Patiño Casanova ● Juan Ramon Joya Lago ● Jaun Manuel Garcia Mencia ● Manuel Lopez Fernandez ● Miguel Mateo Pastor ● Benicio Alonso Gomez ● Ramon Iturriondo Garcia ● Anibal Izquierdo Emperador ● Joaquina Patricia Llanillo Borbolla ● Aniano Sutil Pelayo ● Pedro Barquero Gonzalez ● Maria Dolores Ledo Garcia ● Julio Segarra Blanco ● Eduardo Vadillo Vadillo ● Juan Maldonado Moreno ● Jesus Blanco Cereceda ● Manuel Francisco Garcia San Miguel ● Ramiro Salazar Suero ● Manuel Peronie Diez ● Arturo Quintanilla Salas ● Pablo Sanchez Cesar ● Manuel Benito Jose ● Alberto Martin Barrios ● Jose Pulido Pavon ● Angel Flores Jimenez ● Alfredo Jorge Suar Muro ● Jose Reyes Corchado Muñoz ● Candido Cuña Gonzalez ● Lorenzo Mendizabal Iturrarte ● Manuel Carrasco Merchan ● Angel Martinez Trelles ● Antonio de Vicente Comesaña ● Jose Antonio Julian Ballano ● Francisco Javier Collado Azurmendi ● Pablo Garraza Garcia ● Eduardo Navarro Cañada ● Guillermo Quintana Lacaci ● Miguel Francisco Solaun Angulo ● Pedro Ortiz de Urbina Garayalde ● Jose Naranjo Martin ● Bernardo Perez Sobrino ● Jose Verdu Ortiz ● Jesus Alcocer Jimenez ● Tomas Palacin Pellejero ● Juan Jose Visiedo Calero ● Antonio Velasco Benito ● Angel Rodriguez Sanchez ● Juan Flores Villar ● Luis Ollo Ochoa ● Diego Torrente Reverte ● Angel Zapatero Antolin ● Manuel Vicente Gonzalez Vilorio ● Alberto Aznar Feix ● Antonio Torron Santamaria ● Juan Rodriguez Rosales ● Jose Maria Martinez Martinez ● Victoriano Collado Arribas ● Agustin David Pascual Jove ● Jose Luis Veiga Perez ● Vicente Gajate Martin ● Juan Sanchez Sierro ● Joseph Couchot ● Mohamed Hamed Abderrahaman ● Luis Alberto Asensio Pereda ● Juan Enriquez Criado ● Francisco Javier Fernandez de la Justicia ● Pedro Garcia Suarez ● Jose Larrañaga Arenas ● Agapito Sanchez Angulo ● Ricardo Tejero Magro ● Angel Facal Soto ● Carlos Diaz Arcocha ● Jesus Ildefonso Garcia Vadillo ● Maximo Antonio Garcia Kreinle ● Luis Navarro Izquierdo ● Juan Jose Uriarte Orue ● Maximo Diaz Bardera ● Francisco Rivas Lopez ● Moises Herrero Luengo ● Alfredo Aguirre Belascoain ● Jose Martinez Parens ● Francisco Miguel Sanchez ● Esteban del Amo Garcia ● Juan Garcia Jimenez ● Jose Millarengo de Bernardo ● Vicente Romero Gonzalez-Calatayud ● Eugenio Recio Garcia ● Ignacio Montes Abal ● Estanislao Galindez Llano ● Juan Merino Antunez ● Antonio Jesus Trujillo Comino ● Fausto Escrigas Estrada ● Agustin Ruiz Fernandez de Retana ● Fernando Amor Calvo ● Jose Exposito Afan ● Eugene Kent Brown ● Clement Perret ● Felix Gallego Salmon ● Isidoro Diez Raton ● Juan Manuel Ibarzabal Duque ● Rafael Melchor Garcia ● Jose Herrero Quiles ● Mario Manuel Leal Baquero ● Juan Atares Peña ● Alejandro Saenz Sanchez ● Cristobal Colon de Carbajal Maroto ● Manuel Trigo Muñoz ● Jose Antonio Alvarez Diez ● Jose Ignacio Aguirrezabalaga de la Granja ● Alberto Alonso Gomez ● Juan Jose Caton Vazquez ● Vicente Javier Dominguez Gonzalez ● Juan Carlos Gonzalez Rentero ● Juan Mateos Pulido ● Enrique Moreno Arguilea ● Manuel Fuentes Pedreira ● Juan Caballero Porral ● Antonio Ramos Ramirez ● Francisco Casillas Martin ● Ricardo Saenz de Inestrillas Martinez ● Carlos Vesteiro Perez ● Carlos Jose Marrero Sanabria ● Francisco Muriel Muñoz ● Carmelo Bella Alamo ● Juan Ignacio Calvo Guerrero ● Jose Calvo Gutierrez ● Miguel Angel Cornejo Ros ● Javier Esteban Plaza ● Andres Fernandez Pertierra ● Jesus Maria Freixes Montes ● Jose Joaquin Garcia Ruiz ● Jesus Gimenez Gimeno ● Angel de la Higuera Lopez ● Santiago Iglesias Godino ● Antonio Lancharro Reyes ● Adrian Gonzalez Revilla ● Ignacio Mateu Isturiz ● Jose Maria Picatoste Gonzalez De Chavarri ● Mª Dolores ("Yoyes") Gonzalez Catarain ● Angel Barcelo Naranjo ● Angel Gonzalez Pozo ● Rafael Garrido Gil ● Daniel Garrido Velasco ● Mª Jose Teixeira Gonçalves ● Daniela Velasco Martinez De Vidaurreta ● Julio Sanchez Rodriguez ● Genaro Garcia de Andoain Larrinaga ● Francisco Royo Gimenez ● Jose Antonio Peña Medina ● Jose Angel Ramos Saavedra ● Manuel Rivera Sanchez ● Mª Luisa Sanchez Ortega ● Antonio Gonzalez Herrera ● Juan Fructuoso Gomez ● Felix Peña Mazagatos ● Mª Teresa Torrano Francia ● Carmen Pascual Carrillo ● Milagros Amez Franco ● Mª Rosa Baldellou Mestre ● Sonia Cabrerizo Marmol ● Susana Cabrerizo Marmol ● Felipe Caparros Ubierna ● Teresa Daza Cecilia ● Mª Paz Dieguez Fernandez ● Mª Emilia Eyre Dieguez ● Mercedes Manzanares Servitja ● Mª del Carmen Marmol Cubillo ● Matilde Martinez Dominguez ● Rafael Morales Ocaña ● Mercedes Moreno Moreno ● Consuelo Ortega Perez ● Luisa Ramirez Calanda ● Luis Enrique Salto Viñuales ● Barbara Serret Cervantes ● Jose Valero Sanchez ● Xavier Valls Bauza ● Jordi Vicente Manzanares ● Silvia Vicente Manzanares ● Pedro Galnares Barrera ● Antonio Angel Lopez Martinez Colmenero ● Antonio Ligero Hec ● Rafael Mucientes Sanz ● Cristobal Martin Luengo ● Manuel Avial Garcia ● Federico Carro Jimenez ● Vicente Montova Salazar ● Wenceslao Maya Vazquez ● Maria Cruz Yoldi Orradre ● Antonio Mateo Melero ● Pedro Angel Alcazaz Martos ● Jose Ignacio Ballarin Cazaña ● Silvia Ballarin Gay ● Esther Barrera Alcaraz ● Miriam Barrera Alcaraz ● Rocio Capilla Franco ● Emilio Capilla Tocado ● Mª Carmen Fernandez Muñoz ● Mª Dolores Franco Muñoz ● Jose Gomez Solis ● Jose Pino Arriero ● Silvia Pino Fernandez ● Pedro Ballesteros Rodriguez ● Luis Azcarraga Perez-Caballero ● Francisco Espina Vargas ● Antonio Gomez Osuna ● Sebastian Aizpiri Leyaristi ● Francisco Javier Zabaleta Azpitarte ● Antonio Fernandez Alvarez ● Jose Antonio Ferri Perez ● Pedro Antonio Fonte Salido ● Martin Martinez Velasco ● Jose Luis Barrios Capetillo ● Francisco Herrera Jimenez ● Ramon Bañuelos Echevarria ● Julio Gangoso Otero ● Juan Jose Pacheco Cano ● Cristobal Diaz Garcia ● Jaime Bilbao Iglesias ● Luis Delgado Villalonga ● Jose Aldaolea Abaitua ● Jose Antonio Barrado Recio ● Engraciano Gonzalez Macho ● Jose Calvo de la Hoz ● Juan Bautista Castellanos Martin ● Juan Antonio Garcia Andres ● Jose Montes Gila ● Luis Hortelano Garcia ● Manuel Jodar Cabrera ● Jose Maria Sanchez Garcia ● Gregorio Caño Garcia ● Ignacio Barangua Arbues ● Jose Martin-Posadillo Muñiz ● Conrada Muñoz Herrera ● Luis Reina Mesonero ● Carmen Tagle Gonzalez ● Jose Antonio Cardosa Morales ● Juan Pedro Gonzalez Manzano ● Jose Angel Alvarez Suarez ● Eladio Rodriguez Garcia ● Ignacio Bañuelos Laso ● Jose Martinez Moreno ● Ignacio Perez Alvarez ● Aureliano Rodriguez Arenas ● Angel Jesus Mota Iglesias ● Benjamin Quintano Carrero ● Elena Maria Moreno Jimenez ● Miguel Paredes Garcia ● Virgilio do Nascimento Afonso ● Francisco Almagro Carmona ● Rafael San Sebastian Flechoso ● Jose Lasanta Martinez ● Jose Luis Hervas Mañas ● Ignacio Urrutia Bilbao ● Jose Manuel Alba Morales ● Luis Alberto Sanchez Garcia ● Carlos Arberas Arroyo ● Jose Francisco Hernandez Herrera ● Daniel Lopez Tizon ● Ramon Diaz Garcia ● Juan Jose Escudero Ruiz ● Juan Gomez Salazar ● Eduardo Hidalgo Carzo ● Miguel Marcos Martinez ● Francisco Perez Perez ● Vicente Lopez Jimenez ● Luis Alfredo Achurra Cianca ● Luis Garcia Lozano ● Isidro Jimenez Dual ● Francisco Diaz De Cerio Gomez ● Jose Edmundo Casañ Perez-Serrano ● Luis Arago Guillen ● Manuel Echevarria Echevarria ● Jose Manuel Cruz Martin ● Maria del Coro Villamudria Sanchez ● Francisco Robles Fuentes ● Francisco Alvarez Gomez ● Juan Chincoa Ales ● Francisco Cipriano Diaz Sanchez ● Maudilia Duque Duran ● Ramon Mayo Garcia ● Ana Cristina Porras Lopez ● Pilar Quesada Araque ● Nuria Ribo Parera ● Rosa Maria Rosa Muñoz ● Vanesa Ruiz Lara ● Juan Salas Piris ● Enrique Aguilar Prieto ● Raul Suarez Fernandez ● Valentin Martin Sanchez ● Andres Muñoz Perez ● Ricardo Couso Rios ● Donato Calzado Garcia ● Raimundo Perez Crespo ● Manuel Perez Ortega ● Jesus Sanchez Lozano ● Luis Claraco Lopez ● Pedro Dominguez Perez ● Jose Luis Jimenez Barrero ● Carlos Perez Dacosta ● Francisco Gil Mondoza ● Alfonso Menchaca Lejona ● Francisco Cebrian Cabezas ● Jose Luis Jimenez Vargas ● Victor Puertas Viera ● Francisco Carballar Muñoz ● Eduardo Sobrino Gonzalez ● Juan Carlos Trujilo Garcia ● Fabio Moreno Asla ● Pedro Carbonero Fernandez ● Jose Javier Urritegui Aramburu ● Francisco Javier Delgado Gonzalez-Navarro ● Jose Angel Garrido Martinez ● Arturo Anguera Valles ● Jose Ansean Castro ● Manuel Broseta Pont ● Virgilio Mas Navarro ● Juan Antonio Querol Queralt ● Francisco Carrillo Garcia ● Ramon Carlos Navia Refojo ● Juan Antonio Nuñez Sanchez ● Antonio Ricote Castillo ● Emilio Tejedor Fuentes ● Angel Garcia Rabadan ● Eutimio Gomez Gomez ● Antonio Ricondo Somoza ● Julia Rios Rioz ● Jose San Martin Breton ● Enrique Martinez Hernandez ● Antonio Jose Martos Martinez ● Juan Jose Carrasco Guerrero ● Aquilino Joaquin Vasco Alvarez ● Juan Manuel Helices Patino ● Jose Manuel Fernandez Lozano ● Juan Manuel Martinez Gil ● Antonio Heredero Gil ● Ricardo Gonzalez Colino ● Jose Luis Luengos Martinez ● Miguel Miranda Puertas ● Jose Antonio Santamaria Vaqueriza ● Jose Ramon Dominguez Burillo ● Emilio Castillo Lopez de la Franca ● Angel Maria Gonzalez Sabino ● Javier Baro Diaz de Figueroa ● Manuel Calvo Alonso ● Jose Alberto Carretero Sogel ● Fidel Davila Garijo ● Domingo Olivo Esparza ● Pedro Robles Lopez ● Juan Romero Alvarez ● Juvenal Villafañe Garcia ● Dionisio Herrero Albiñana ● Jose Antonio Goicoechea Asla ● Leopoldo Garcia Campos ● Fernando Jimenez Pascual ● Vicente Beti Montesinos ● Jose Benigno Villalobos Blanco ● Miguel Peralta Utrera ● Juan Jose Hernandez Rovira ● Jose Manuel Olarte Urreizti ● Cesar Garcia Contonente ● Joaquin Martin Moya ● Francisco Veguillas Elices ● Jose Santana Ramos ● Alfonso Morcillo Calero ● Rafael Leyva Loro ● Gregorio Ordoñez Fenollar ● Mariano de Juan Santamaria ● Margarita Gonzalez Mansilla ● Eduardo Lopez Moreno ● Enrique Nieto Viyella ● Jesus Rebollo Garcia ● Manuel Carrasco Almansa ● Santiago Esteban Junquer ● Jose Ramon Intriago Esteban ● Florentino Lopez Del Castillo ● Felix Ramos Bailon ● Martin Rosa Valera ● Josefina Corresa Huerta ● Luciano Cortizo Alonso ● Fernando Mugica Herzog ● Francisco Tomas Y Valiente ● Ramon Doral Trabadelo ● Miguel Angel Ayllon Diaz-Gonzalez ● Isidro Usabiaga Esnaola ● Jesus Agustin Cuesta Abril ● Eugenio Olaciregui Borda ● Rafael Martinez Emperador ● Domingo Puente Marin ● Francisco Arratibel Fuentes ● Modesto Rico Pasarin ● Francisco Javier Gomez Elosegui ● Luis Andres Samperio Sañudo ● Jose Manuel Garcia Fernandez ● Miguel Angel Blanco Garrido ● Daniel Villar Encisco ● Jose Maria Aguirre Larraona ● Jose Luis Caso Cortines ● Jose Ignacio Iruretagoyena Larrañaga ● Ascensión Garcia Ortiz ● Alberto Jimenez-Becerril Barrio ● Tomas Caballero Pastor ● Alfonso Parada Ulloa ● Manuel Francisco Zamarreño Villoria ● Pedro Antonio Blanco Garcia ● Fernando Buesa Blanco ● Jorge Diez Elorza ● Jose Luis Lopez De Lacalle ● Jesus Pedrosa Urquiza ● Jose Maria Martin Carpena ● Juan Maria Jauregui Apalategui ● Jose Maria Corta Uranga ● Francisco Casanova Vicente ● Irene Fernandez Perera ● Jose Angel de Jesus Encinas ● Manuel Indiano Azaustre ● Jose Luis Ruiz Casado ● Luis Portero Garcia ● Antonio Emilio Muñoz Cariñanos ● Maximo Casado Carrera ● Jesus Escudero Garcia ● Armando Medina Sanchez ● Jose Francisco Querol Lombardero ● Jesus Sanchez Martinez ● Ernest Lluch Martin ● Francisco Cano Consuegra ● Juan Miguel Gervilla Valladolid ● Ramon Diaz Garcia ● Josu Leonet Azkune ● Jose Angel Santos Laranga ● Ignacio Totorika Vega ● Santos Santamaria Avendaño ● Froilan Elespe Inciarte ● Manuel Gimenez Abad ● Santiago Oleaga Elejabarrieta ● Justo Oreja Pedraza ● Luis Ortiz de la Rosa ● Jose Javier Mugica Astibia ● Mikel María Uribe Aurkia ● Jose Maria Lidon Corbi ● Ana Isabel Arostegui Legarreta ● Javier Mijangos Martinez de Bujo ● Juan Priede Perez ● Cecilio Gallego Alaminos ● Silvia Martinez Santiago ● Juan Carlos Beiro Montes ● Antonio Molina Martin ● Jose Luis Juan Pagazaurtundua Ruiz ● Bonifacio Martín Hernando ● Julián Embid Luna ● Carlos Alonso Palate ● Diego Armando Estacio Civizapa ● Ambrosio Fernandez Recio ● Raul Centeno Pallon ● Fernando Trapero Blazquez ● Isaias Carrasco Miguel ● Juan Manuel Piñuel Villalon ● Luis Conde de la Cruz ● Ignacio Uria Mendizabal ● Eduardo Puelles Garcia ● Jean-Serge Nérin

viernes, 9 de julio de 2010

En memoria, Gracia

Sin hacer ruido, despacio, sin daño, sin miedo porque al lado tenia la mano que le apoyaba, se ha ido Gracia a otra parte, a otro sitio, y aqui deja el vacio de su risa y la certeza de su mano. Fue feliz, quiso y fue querida. el sueño de todos, nada la puede reemplazar, pero recuerdala leyendo este cuento al que yo le puse su nombre, Gracia.

lunes, 17 de mayo de 2010

Parentesis

Con Sancha acaba el proyecto Plaza de Oriente. Ya no quedan más estatuas de reyes ni más bancos, y como llevo año y pico escribiendo diariamente 700 palabras, pues va siendo hora de tomarme un respiro para que se me ocurran nuevos cuentos. Siéntete en tu casa y lee lo que ya está escrito. Déjame un mensaje o un comentario y ven por aquí de vez en cuando, por si hay algo nuevo. Gracias.

viernes, 14 de mayo de 2010

Sancha / y 38

Después hablé con Jesús, hablé con Antonio, con Sabino, buscando rastros de Cordero y nada se sabía de él, salvo que vino del sur y que alguien vio una esquela de las buenas en el ABC que lamentaba la pérdida de Don Francisco Cordero que fue enterrado en Madrid el día de Navidad de no sé que año, después de haber recibido los Santos Sacramentos. Qué raro, porque Cordero el único sacramento que recibía era la comunión en su vertiente vinícola, sin que fuera conocido el cumplimiento de cualquier otro Sacramento por su parte. Y la esquela terminaba con la triste despedida de sus feudos: su hermano, su hermana, sus sobrinas, sus sobrinos, sus sobrinos nietos y una larga lista de personas que le detestaban y a las que les había solucionado un problema con su muerte. Pero ese alguien que vio la esquela no la guardó y su testimonio era tan banal como los comentarios, rumores y dimes que existían.

Cordero se fue y con él se fue mi ingenuidad y una forma de ver la vida que era diferente. No sé si Cordero ocupará su sitio en el cielo de los borrachos, en el de los mansos o en el de los aliviadores de conciencia de algunos. Lo que sé es que Cordero tuvo más importancia para mí que para cualquiera y que aún le veo cuando paso por la calle Unión o la calle Espejo y observo la calle del Lazo. Primero veo a mi amigo el tapicero y luego el tremendo hueco que dejó aquel hombre insignificante y proscrito en aquel rincón en donde sus lágrimas tocaron mi corazón.

Allá donde estés, Cordero, espérame, porque tengo una deuda contigo y quiero pagártela. Allá donde estés, Cordero, aunque no sepas que existo, hazme un hueco para contarte lo que soy, lo que no soy, lo que me gusta de ti, lo que no me gusta. Allá donde estés permíteme que en tu ausencia te pueda hablar en silencio, contarte mis penas, compartir mis cuitas. En el tremendo silencio de mis pensamientos, en la callada llanura de mis negaciones, te contaré mis silencios, mis contradicciones, mis más bajas pasiones, y tú no me dirás nada pero me escucharás. Tú serás mi alter ego y quizás algún día te lograré entender. Quizás algún día vengas a la Plaza Oriente y bajo la sombra de una estatua de aquellos reyes me explicarás todo lo que no sé de ti, o quizás lloremos juntos. “

Sancha terminó de leer aquellos folios, releyó tres veces algunas de las partes y después no lloró, sólo se quedó ensimismada un ratito, como si fuera una estatua de piedra, y pensó. Pensó en los siglos que llevaba allí viendo a unos y a otros, escuchando a éstos y a aquéllos, y entre las líneas de aquellos folios manuscritos vio un corazón joven empezando a vivir, empezando a conocer, aún demasiado joven para saber de grandes penas y grandes ausencias. Vio de nuevo lo que siempre le había gustado ver, la vida, lo importante, la vida, lo que transciende de las personas y de los malos hábitos, la vida, renqueando, soportando su peso, liviana de prejuicios y ausente de penas, subió a su pedestal, buscó su sonrisa después de mirar a su marido ausente y separado por un banco de piedra, afianzó aquella sonrisa y pensó, ésta es mi plaza, y esta plaza, mi plaza, está viva.

© 2010 jjb

A ti, que estas conmigo, que me soportas, que haces que cada dia sea un dia mejor, distinto, un dia contigo, tu que has hecho que cada dia tenga una razon para despertarme y te hayas aprendido la letra del porompompero, quizas tu seas lo que necesitaba o quizas seas mi perdicion, pero me da igual porque tu me has hecho entender muchas cosas y todas buenas

votar

Add to Technorati Favorites

jueves, 13 de mayo de 2010

Sancha /37

Así pasó la noche que debería haber sido buena y cuando se iban mis hermanos les dije que les ayudaba a llevar las cosas al coche, lo cual era una novedad porque casi siempre me hacía el remolón cuando tenían que irse. Bajé y fui directo a la esquina de Lazo con Unión, miré, pero allí no había nadie, ni nada. Habían desaparecido las botellas, las bolsas, los bultos, incluso había desaparecido Cordero, y en ese mismo momento aumentaron mis incertidumbres y mis miedos.

Di una vuelta por las calles adyacentes, amplié el círculo, superé la zona, nada, no había rastros de Cordero en ninguna parte. Ni siquiera encontré a algún vagabundo en estado consciente para que mi conciencia se quedara tranquila charlando con él. Nada, así que desandé mis pasos para volver a mi casa, no sin antes volver a pasar por la calle Lazo para encontrarme de nuevo con la testaruda realidad. Allí no había nadie.

Pasé un buen rato sentado en el mismo sitio en el que estaba Cordero llorando hacía unas horas, intentando reproducir lo mismo que podría haber sentido él, provocando el llanto, persiguiendo sentirme mejor si al menos pudiera sentirme él por unos segundos, por un momento. Pero ni lloré, ni logré sentir que tenía sus mismas sensaciones, ni me sentí mejor sólo ahondando más en la herida, pensando que debería haber hecho lo que no hice y sin poder hacerlo, aunque fuera con un retraso vergonzante y cobarde.

No estaba, y lo cierto es que aquella fue la última imagen que tuve de Cordero porque en esta ocasión su ausencia fue definitiva. No se lo volvió a ver, o al menos ninguno de los rumores que circulaban de tarde en tarde tenía visos de verosimilitud, que si lo habían visto de cajero en un banco, que si coincidieron con él en un semáforo en el que estaba pidiendo. Eran simples invenciones, imaginaciones incruentas y aisladas. Nada, porque lo cierto es que apenas unos cuántos lo recordaron cuando ya hacía más días de los razonables para esperar que llegara con su traje impoluto y su corte de pelo de mil pesetas, pero no llegó.

Desapareció sin pena ni gloria, como mucho algunos decían hacemuchoquenoseleve, quéhabrásidodeél, pero poca cosa. Desapareció del mobiliario urbano y a nadie le produjo penas ni quebrantos. A nadie salvo a mí, que me quedé con las ganas de poder haber cambiado el curso de la historia y haber hablado con él para intentar comprenderle, para intentar ayudarle. Pero ni quise cuando lo vi aquella noche de navidades, ni pude encontrarlo después.

Me hubiera gustado saber si fue un importante hombre cercano a José Antonio, si era de una importante familia, si era ingeniero, el por qué un vencedor se había exiliado en las calles y se había aislado del resto del mundo tras los cristales de una botella, las razones que lo llevaron allí, las circunstancias que le impidieron salir. Pero sobre todo me invadían dos sentimientos convergentes y dispares de los que creo que nunca me liberaré, el haberle podido preguntar si, como parecía, era feliz llevando aquella vida de suciedad y alcohol, de humillaciones diarias y negaciones constantes, de aislamiento de la realidad y sonrisa permanente.

Pero lo que más me dolía, lo que estoy seguro que dentro de unos años seguirá atormentándome y posiblemente ampliándose, es el no haberle dicho a aquel hombre que me gustaba verle andar por las calles de mi barrio siempre sonriente, que me gustaría ayudarle si realmente necesitaba mi ayuda, que hablara conmigo cuando ya no pudiera más y necesitara desahogarse con alguien. Y yo pensaba que aquella impotencia por haber perdido a quien podía haber ayudado y no lo hice, me dio que pensar si tendría la misma sensación de culpabilidad con los míos que se fueran cuando llegara su momento, si tendría la impotencia de no haberles dicho lo que realmente sentía por ellos, si perdiera la oportunidad de decírselo por cobardía o por comodidad, y aquello me desbordaba.

© 2010 jjb

votar

Add to Technorati Favorites

miércoles, 12 de mayo de 2010

Sancha /36

Cordero estaba allí, a una distancia lo suficientemente lejana para que, ensimismado en su llanto y en sus efluvios de alcohol no me viera, pero lo suficientemente cerca como para que se me clavara en el alma como un cuchillo, como una daga envenenada todo el dolor de aquel hombre.

Quizás, pensé después, era impotencia, el desbordamiento de todas las negaciones, la concreción de la certeza sin posibilidad de dar marcha atrás. Pero era tan desgarrador, era tan tremendo ver a aquel hombre tirado en el suelo rodeado de los regalos que la supuesta caridad cristiana de algunos le había hecho llegar para no sentirse culpables y poder tener la noche en paz. Era tan dura la sensación de vacío que veía en aquel ser humano y era tal mi desconcierto que seguía allí parado y observando como el llanto no sólo no remitía, sino que se ampliaba y se duplicaba. Se transformaba en hipo y tos, en más llanto y más lágrimas, bajo el cielo de una noche de diciembre en Madrid.

Inmovilizado por el pánico, mi mente multiplicaba su velocidad de elaboración sin encontrar ninguna respuesta ni ninguna forma de responder. Quería ayudarle, tenderle una mano, ofrecerme para que pudiera compartir conmigo sus penas, desahogarse, hablar con él, pero no me atrevía, no podía hacerlo.

Inventé una excusa plausible. Si me acercaba, posiblemente se molestaría por haberle invadido su espacio en aquella circunstancia tan extrema, tan violenta, tan íntimamente atroz. Pero era eso, sólo una excusa, porque aunque pudiera haber sido cierto, es que no me atrevía a dar ese paso tan sencillo y tan improbable de ofrecerte a un desconocido que tiene problemas, para ayudarle.

No podía acercarme a él, no sabía qué decirle. No me atrevía a servirle de hombro amigo para que descargara toda su acumulación de penas y pesares. Posiblemente hubiera rechazado mi mano si se la hubiera tendido, posiblemente me habría echado de allí. Pero no me acerqué y en vez de las posibilidades de lo que podía haber ocurrido, en vez de hablar de lo ingrato de aquellos hombres que sólo beben y beben y que rechazan la ayuda cuando se la ofreces, en vez de todo eso y cien argumentos más que todos manejamos, me quedé con la inquietud de que había encontrado a alguien que necesitaba mi ayuda y no le había ayudado. Se había esfumado en la calle del Lazo mi visión romántica de la vida en la que ayudaba a los necesitados y protegía a los indefensos. Cambió mi forma de verme a mí mismo y desde ese día me jure que ayudaría a los demás cuando los demás me necesitaran. Pero era sólo eso, sólo un deseo, sólo un buen deseo navideño que no había realizado cuando iba camino de mi casa para encontrarme con mi familia y ser felices comiendo y bebiendo, cantando y riendo.

Aquella noche comí, bebí, reí, cante, jugué con los niños y tuve tiempo para pensar en aquel hombre roto por el llanto, preguntándome si seguiría allí, si estaría todavía llorando, si habría comido el turrón que tenía o bebido las botellas que le habían dado. Pensaba en él, pero sobre todo pensaba en mí y volvía a atormentarme por no haber sido capaz de acercarme a él simplemente para decirle que buenas noches, que feliz navidad, que si podía ayudarle. Qué se yo, decirle algo, pero no pude y no lo hice. Pero eso no era lo peor, porque ahora sabía que si me volviera a ocurrir, volvería a hacer lo mismo y con absoluta seguridad mantendría las mismas excusas que había manejado esta vez.

© 2010 jjb

votar

Add to Technorati Favorites

martes, 11 de mayo de 2010

Sancha /35

Unas Navidades de no sé qué año, pero sí eran de aquéllas en las que nos reuníamos todos en casa, mis hermanos, mis cuñados, mis padres y la prole que estaban creando, que le daba a las navidades un sabor a Navidad, porque las navidades son para los niños y para los recuerdos, para la melancolía y el desajuste. Eran navidades de un árbol, de colocar las bolas y comprar algunas más, de poner aquel Belén pequeño, con pastores tullidos por el tiempo y lavanderas en un río de papel de plata. Eran navidades tristes y alegres, porque jamás, sin saber por qué, me gustó el ser feliz por obligación y reírme sin tener ganas, mucho menos los cánticos regionales y el ponerse hasta arriba de comida. Eran alegres porque estábamos todos y cada vez éramos más, porque los niños alegraban la mesa y porque las cosas parecían ir bien y había más besugo, más langostinos y más de todo. Alegres porque no había habido bajas en la familia más cercana, y tristes porque según iban avanzando los años iban sumándose ausencias, y faltas y tristezas. Nunca me gustaron las navidades pero aquel año estaba más contento.

Quizás porque hubiera nacido hacía unos meses mi última sobrina, quizás porque los estudios no iban mal, posiblemente porque tenía una nueva novia o la de siempre de otra manera. No lo sé, pero sé que estaba más contento de lo habitual y extremadamente contento para ser Navidad, que me llevaba a una situación de defensa que aún no entendía pero que después entendí.


Es ese estado en el cual, sin saber por qué, te gustan más los amigos, te interesa más la gente, la vida te parece distinta, incluso te parece llevadera, y se te pone esa cara de tonto que es la parte visible de un estado interior falso y momentáneo, pero agradable, muy agradable. Suele aparecer cuando creemos que nos enamoramos, cuando te ocurren consecutivamente tres situaciones favorables, o dos, o cuando ves en la sonrisa de un niño un gesto espontáneo de vida, sin dobleces ni componendas, sin artificios.

Yo estaba en esa etapa seráfica y me movía por el planeta Tierra como entre algodones. Todo me parecía bien, todo me parecía dentro del orden general de las cosas y me gustaba. Y aquella tarde de un veinticuatro de diciembre, después de haber pasado la tarde con mis amigos en la Plaza Mayor viendo las casetas de los artículos de broma, viendo la enorme cantidad de gente que allí se juntaba para comprar de todo, apurando ese último cigarrillo antes de entrar a casa, bajando por la calle Unión camino de Amnistía, camino de casa, al mirar por si venían coches antes de cruzar la calle del Lazo, vi a Cordero.

Estaba sentado en un pequeño escalón delante de la puerta de un viejo taller con escaso paso a horas diurnas y ninguno a aquella hora de aquel día. Estaba abrigado con un abrigo cuyo dueño era tres veces Cordero de tamaño. Tenía a su alrededor dos botellas de sidra champán el Gaitero, varias pastillas de turrón, casi todas del blando, una botella de cava catalán barato, unos mazapanes, y algunas bolsas que podrían contener tanto bebida como comida. Todo ello rodeaba a Cordero y estaba intacto, sin que ni siquiera le hubiera puesto la mano encima, porque Cordero para mi sorpresa, para mi asombro, estaba llorando como un niño, como llora una viuda desconsolada, como sólo los que han sufrido desgarros profundos son capaces de llorar. Con la certeza absoluta de que aquel llanto no acabaría porque era el llanto escondido y ocultado de años de sonrisas y caras de satisfacción.

Cordero estaba llorando como no había visto llorar nunca a nadie antes y sorprendido y asustado no sabía que hacer. Estaba aterrado por aquel grito con sordina, constante y profundo, desgarrador.

© 2010 jjb

votar

Add to Technorati Favorites